Qué es la Alta Sensibilidad

qué es la alta sensibilidad

La Alta Sensibilidad es un descubrimiento relativamente reciente y, por tanto, todavía es un concepto bastante desconocido en la sociedad. De hecho, la mayoría de las personas que poseen este rasgo en su personalidad lo desconocen. Pueden intuir que son “diferentes” a otras personas de su entorno pero no saben porqué. El Congreso Internacional sobre Alta Sensibilidad tiene como objetivo principal divulgar el conocimiento de la Alta Sensibilidad para que cada vez más Personas Altamente Sensibles sean conscientes de ese don que poseen. Desde este blog, abordaremos diferentes temas relacionados con la Alta Sensibilidad para contribuir también, desde la web del Congreso, a la misión divulgativa del  mismo.

 

1 de cada 5 personas es Altamente Sensible

Recientes estudios científicos han comprobado que un 20% de la población mundial es Altamente Sensible, lo cual significa que 2 de cada 10 personas o 1 de cada 5 son Altamente Sensibles. Debido a que el descubrimiento de la Alta Sensibilidad de algunas personas es un descubrimiento relativamente reciente, la mayoría de las personas que lo son desconoce ser poseedora de esta característica en su personalidad. Asimismo, la población en general tampoco está todavía habituada a oír hablar de este concepto.

Precisamente, el considerable porcentaje de personas con Alta Sensibilidad unido a el desconocimiento general sobre el tema, ha impulsado a Nieves Sanjuán, Karina Zegers de Beijl y Enrique Cantón ha promover este Congreso Internacional sobre Alta Sensibilidad.

Asimismo, según manifiesta Nieves Sanjuán, la imperiosa necesidad de dar a conocer la Alta Sensibilidad también tiene su origen en “el impacto altamente positivo que genera en el individuo el hecho de descubrir que es una persona altamente sensible, y por ende, que todos aquellos aspectos de su personalidad que percibía como elementos diferenciadores respecto de su entorno”.

Según esta coach especializada en Alta Sensibilidad, las Personas Altamente Sensibles, al reconocerse a sí mismas como poseedoras de este rasgo, se dan cuenta que algunas características de su personalidad que no entendían ni sabían como gestionar “no constituyen defectos o rarezas que deba solventar o superar, sino por lo contrario, constituyen un aspecto más de sí mismos en el que deberán profundizar para poder gestionar en beneficio propio”.

 

¿La Alta Sensibilidad es un trastorno o problema psicológico?

Rotundamente, no.

La Alta Sensibilidad no es una condición, trastorno o diagnóstico.

La Alta Sensibilidad, tal y como explica la Dra. Elaine Aron, es “un rasgo neutral que evolucionó en el 20% de la población humana y en muchas especies no humanas, porque es una ventaja de supervivencia en algunas situaciones y no en otras. Esta estrategia de supervivencia consiste en procesar información (estímulos) más a fondo que otras personas. Esto, puede llevar a una sobre estimulación y, probablemente, a los esfuerzos para protegerse contra la misma. Sin embargo, la Alta Sensibilidad  no es un trastorno, sino una estrategia razonable.”

Por tanto, nada tiene que ver la Alta Sensibilidad (HS, siglas en inglés) o el Sensory Processing Sensitivity (SPS) con el Trastorno de Procesamiento Sensorial, tal y como nos explican las doctoras Elaine Aron, Barbara Allen-Williams y Jacquelyn Strickland en el artículo: ¿El Trastorno de Procesamiento Sensorial (o Integración) (SPD) es lo mismo que Sensory Processing Sensitivity (SPS)?

Una vez aclarado lo que no es, veamos ahora lo que sí es.

 

La Alta Sensibilidad es un rasgo científicamente demostrado

Tal y como señala Karina Zegers de Beijl, las Personas Altamente Sensibles “tienen su sistema nervioso más fino, más desarrollado que la mayoría de la gente. Como consecuencia de ello, esa persona recibe relativamente mucha más información sensorial al mismo tiempo que otra persona con una sensibilidad media.” Es decir, las Personas Altamente Sensibles tienen una habilidad especial para percibir emociones, tanto en sí mismas como en los demás, y detalles de la realidad que personas con un nivel de sensibilidad normal no pueden captar.

El origen de esta elevada sensibilidad se encuentra relacionado con las conexiones neuronales del cerebro de las Personas Altamente Sensibles. De manera que, la Alta Sensibilidad es un rasgo psicológico de la personalidad de base neurológica, y que como señala el Dr. Enrique Cantón.  En función de las experiencias y aprendizajes que se tengan, afectarán sitiva o negativamente a la persona. Todo ello ha sido científicamente demostrado en diferentes estudios y trabajos de investigación.

En “El Cerebro Altamente Sensible: un estudio de FMRI (Resonancia Magnética Funcional) sobre el Proceso Sensorial de la Sensibilidad y la respuesta las emociones de los otros”, el equipo de investigación formado por la Dra. Bianca Acevedo, de la Universidad de California, en Santa Bárbara, en colaboración con el Dr. Arthur Aron, de Stony Brook University, y la Dra. Elaine Aron, que los seres humanos caracterizados por HSP (Personas Altamente Sensibles) tienden a mostrar “una mayor conciencia de los estímulos sutiles, procesar la información más a fondo, y ser más reactivos a los estímulos positivos y negativos.”

Por el contrario, ese mismo estudio señalaba que, la mayoría de las personas tiene un SPS (Proceso Sensorial de la Sensibilidad) comparativamente bajo y, por tanto,  “prestan menos atención a los estímulos sutiles, se acercan a situaciones más rápidamente y no son tan emocionalmente reactivas.”

Según el Dr. Arthur Aron, investigador en la Stony Brook University, en el estudio “encontramos que las áreas del cerebro involucradas con la conciencia y la emoción, particularmente aquellas áreas conectadas con sentimientos de empatía, en las personas altamente sensibles mostraron un flujo de sangre sustancialmente mayor a áreas cerebrales relevantes que las observadas en individuos con baja sensibilidad durante el período de doce segundos cuando vieron las fotos “.

Este estudio mediante resonancia magnética del cerebro evidencia que, tal y como señala Arthur Aron, “niveles especialmente altos de conciencia y capacidad de respuesta emocional son características fundamentales de los humanos caracterizados como HSP (Personas Altamente Sensibles)”.

 

Cómo detectar la Alta Sensibilidad

En este punto, muchas personas se habrán dado ya cuenta de que son Altamente Sensibles y otras de lo contrario, pero también habrá quien se preguntará si es una Persona Altamente Sensible o no.

Según Elaine Aron, la Alta Sensibilidad se apoya en cuatro pilares que caracterizan a las Personas Altamente Sensibles.

Las características que definen a las Personas Altamente Sensibles son:

  • Depth of Processing. Una forma intrínseca de reflexionar y procesar la información recibida más profunda.
  • Overstimulation. Una tendencia a sobre-estimularse debido a que recibe mayor cantidad de información. Esta cualidad puede producir, en ocasiones de sobre carga de información, saturación.
  • Empathy & Emotional Resposiveness. Una fuerte emocionalidad, junto con una enorme capacidad de empatía.
  • Sensitivity to Subtleties. Un alto grado de sensibilidad sensorial que les permite captar detalles y formas y aspectos sutiles de la realidad.

Eso sí, para que una persona se considere Altamente Sensible debe reunir las 4 características, no basta con poseer solamente una o un par de ellas.

Tanto si eres una Persona Altamente Sensible, como si no lo eres pero por motivos profesionales o personales (tienes un hijo o familiar que es Altamente Sensible), te invitamos a asistir a nuestro Congreso Internacional sobre Alta Sensibilidad, un evento único en España que contará con la participación de los principales exponentes sobre la materia a nivel mundial. Para ampliar la información sobre los ponentes, visita la sección del Programa del I Congreso Internacional sobre Alta Sensibilidad.

 

Comment

There is no comment on this post. Be the first one.

Leave a comment